zapatos baratos niño

Los zapatos de los niños han de ser cómodos de poner y quitar. Desde los tiempos de los antiguos egipcios, los zapatos baratos niño están hechos para cubrir las necesidades de resistencia, protección, soporte, comodidad y también estilo.

Los pies de nuestros niños soportan las enormes presiones de cada día, siendo muy susceptibles a sufrir más daños que cualquier otra parte del cuerpo, por ello, es necesario protegerlos con el calzado apropiado, y no conformarnos con zapatos baratos niño.

Cuando los niños comienzan a caminar, generalmente, no es necesario el uso de zapatos. Dejar que el niño vaya descalzo en la casa, o en la arena, puede ayudar a que el pie crezca normalmente y que se desarrollen, sus músculos y su fuerza, así como, la habilidad de agarre de los dedos.
Según vaya creciendo el niño y se vayan desarrollo sus habilidades y sus pies, es cuando debemos plantearnos la necesidad de ponerle unos zapatos apropiados.

He aquí unos cuantos consejos que nos pueden orientar a la hora de elegir zapatos para nuestros niños: examina el zapato, para que sea adecuado, debe tener un contrafuerte, es decir un material rígido a ambos lados del talón, que sea firme, pero con un acolchado adecuado de la suela. También ha de contar con un puente que marque el arco del pie y, ha de ser lo suficientemente flexible como para doblarse en el lugar donde se dobla el pie, en su parte anterior. Debemos probar el zapato, estando el niño de pie, apoyado su peso sobre los pies. Se debe dejar un espacio, aproximadamente el ancho de un dedo pulgar, entre el final de los dedos y la punta del zapato, de manera que el niño pueda mover los dedos cómodamente dentro el zapato. Pero, es importante que los zapatos no queden sueltos en el talón, por ello se recomiendan los botines y los zapatos de tobillo alto, para sujetar mejor el pie.

Zapatos baratos niño. Respecto a las características de los zapatos, las únicas partes que han de ser fuertes y resistentes, son la puntera y el talón. Si entendemos que, una de las funciones principales de los zapatos es la de protegernos de los traumatismos, cobra sentido que la puntera esté reforzada para evitar que se produzcan daños en los dedos de los niños. La puntera ha de ser ancha y alta, pero no tan rígida como para que los dedos del pie no tengan cierta movilidad.