A la hora de elegir los zapatos colegio que van a llevar los niños hay que tener en cuenta que los van a usar de forma intensiva durante un largo periodo de tiempo, de septiembre a junio, que es lo que dura el curso. Los niños se encuentran, además, en plena etapa de crecimiento, por lo que es muy importante proporcionarles un calzado de calidad para que el pie se les forme de manera correcta y se eviten problemas de gravedad para el futuro.

zapatos colegio

Por eso, antes de elegir modelos o atender a cuestiones estéticas, debemos tener en cuenta una serie de circunstancias de importancia.

La piel con la que estén fabricados los zapatos colegio debe de ser de una gran calidad, suave y blanda para evitar que les produzcan rozaduras o que les aprieten y deformen los huesos del pie. Igualmente, hay que tener en cuenta la necesidad de que sean transpirables.
Es una buena elección calzar a nuestros hijos con zapatos colegio que cuenten con suela de goma flexible y que resulte antideslizante. Así evitaremos que se produzcan resbalones y caídas, por mucha actividad física que tengan.

Es importante que la puntera del zapato sea bastante amplia, para que no lleven los dedos apretados y descansen en el interior perfectamente estirados. Se debe de extremar las precauciones en este sentido cuando el niño tenga el pie más ancho de lo normal. Disponemos de colegiales con puntera de goma tanto para niños como para niñas, gracias a estos refuerzos que evitan las rozaduras en la parte delantera, siendo esta la parte que más sufre con sus juegos del día a día, sobre todo cuando juegan al el fútbol.
En relación con el talón, es conveniente que los zapatos colegio tengan un buen contrafuerte armado porque se evita con esto que los niños pisen mal y aporten mayor estabilidad.

La talla se debe de elegir cuidadosamente, evitando números pequeños o demasiado grandes y no tratando de comprar una talla más grande para que duren más, porque eso sería perjudicial. La longitud del zapato debería ser sobre un centímetro más grande mayor que el pie, de modo que, si lo echan hacia delante, sobre un dedo por la parte del talón.
En Pisoton.net disponemos de colegiales hasta el nº 44 para aquellos niños con un pie grande. Una buena idea es probarles los zapatos colegio con los calcetines o leotardos que vayan a llevar y caminen un poco para ver si van cómodos y no les rozan.

Dentro de los modelos clásicos, en niñas destacan las Merceditas, con diferentes anchuras y tipos de puntera. Con velcro de cierre resultan especialmente útiles, por su facilidad para ponérselos y quitárselos.

En niños, los zapatos colegio con velcro, los de tipo náutico, muy ligeros y cómodos especialmente en entretiempo y los de estilo mocasín y castellano, son los más habituales. El velcro es la opción más recomendable en los colegiales más pequeños.